El hombre es una errata pensante” (Machado de Assis)

jueves, 17 de marzo de 2011

Cada mañana cojo el tren en una estación donde regalan tres periódicos gratuitos. Los usuarios del tren pueden leer cada día el diario 20minutos, el ADN y el periódico Qué! La mayoría de personas lo cogen, por lo que no es extraño que a las 10 y media de la mañana los repartidores de todos ellos se hayan ido porque ya no quedan ejemplares. Pero, aunque casi todo el mundo coge un periódico, no dura más de 5 minutos con él entre las manos. Su lectura consiste en pasar las hojas buscando los deportes, secciones del corazón u horóscopo. Por supuesto, hay excepciones. Hay quienes leen y releen concienzudamente cada noticia y, juzgando su cara de reflexión, puedo asegurar que llegan a analizar cada titular.

Este periodismo gratuito es todo un triunfo. Quizá no lo asumimos como tal porque es algo a lo que estamos totalmente acostumbrados. Pero precisamente es la cotidianidad de los periódicos gratuitos lo que hace que haya habido un pequeño paso hacia delante en la profesión. Estos diarios, que funcionan gracias a una cadena de mano en mano, han conseguido que la gente conozca distintas noticias y se mantengan al corriente. Aunque sea sólo por entretenerse durante el trayecto del tren, cogen un periódico y hojean los titulares. Las noticias llegan a todo el mundo que quiera leerlas, sin ningún tipo de restricción. No hace falta tener un televisor ni una radio, sobra con acudir a una estación de tren.

Mucha gente critica la mala calidad de sus textos. Los errores son bastante comunes en este tipo de diarios. Pero para errores, los siguientes:
video

3 comentarios:

  1. La verdad es que si analizásemos al detalle los errores que se cometen todos los días en los medios -radio, televisión, prensa gratuita o de pago, páginas web-, y por gente a la que, debido a su profesión se le presupone una preparación al menos un poco más elevada de la del resto de los mortales, nos quedaríamos impresionados. La mayoría de las veces, creo yo, es por falta de atención. Se te lee con mucho agrado Maria. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. María, soy una periodista que por falta de tiempo no puedo difundir las erratas que a veces leo o escucho, así que te agradezco que nos dediques a todos un poco de tu tiempo reuniendo estos fallos. De ellos aprendemos todos a reírnos de nosotros mismos. Mucho ánimo. Tienes un futuro prometedor.
    Sofía

    ResponderEliminar
  3. Reírse de los demás es sarcasmo. Reírse con los demás es amistad. Reírse de uno mismo implica madurez. (P. Rey, S.J.)

    PD: una vez más, gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar