El hombre es una errata pensante” (Machado de Assis)

viernes, 18 de marzo de 2011

Como he defendido ya en entradas anteriores, el periodismo se ha transformado de acuerdo a las exigencias de la nueva sociedad. El periodista deja de ser el principal participante del juego de la comunicación porque el recepto también interviene en el periodismo. Sin embargo, utilizar el término de periodismo ciudadano no es del todo correcto. O al menos, no debería serlo, en mi opinión. En todo caso, se debería hablar de periodismo donde participa la ciudadanía. Porque, aunque todo el mundo sepa comunicar, no hay que olvidar que los periodistas son profesionales de ello y por tanto, tienen mayores garantías de transmitir de una forma más transparente la información. El receptor, sin embargo, tiene el papel de interactuar con el periodista (y viceversa) expresando sus exigencias para que los contenidos se adecuen, en la medida de lo posible, a ellas. 
video


Todo claro ksjdh sdfihf iudf (Malaprensa.com)


 

Por cierto, en relación con el error sobre la traducción de BILLIONS:

2 comentarios:

  1. Un escribidor de las tierras de Ávila, José Jiménez Lozano, periodista también, levanta acta de que, aunque resulte imposible encontrar vestigios, hubo un periodismo primitivo. Tiene su lógica. Los primeros periódicos no estaban lejos del impulso de todo hombre que, al despertarse cada mañana, abre la ventana de su estancia, y se maravilla de que allí siguiera el mundo, y enseguida siente la necesidad de investigar lo que ha ocurrido en él durante la noche, porque cada mañana es una gozosa extrañeza de que aún estemos vivos, y entonces se sienten deseos de hacer una gira por el mundo entero, y de enterarse de lo que ha ocurrido. Eso contaban los periódicos primeros.
    Luego llegaron los señores políticos y las gentes de los dineros y convirtieron en bocinas tan extraordinarios instrumentos. La vida escapó así de los pariódicos, y no parece que todavía quede algo maravilloso que contar. Hoy es una gran mercancía: circula sin trabas en las caravanas digitales. Periodismo avanzado.

    ResponderEliminar
  2. Esa historia es muy bonita, la del hombre que desea investigar para conocerse mejor. Podría ser el comienzo de la labor del periodista. Sin embargo, yo, y mi visión tan pesimista de la condición humana, tengo un origen alternativo.Y es que el hombre no puede frenar sus impulsos de curiosidad por el vecino, o por la esposa del vecino. No me extrañaría si me dijeran que el periodismo lo invento alguien al cotillear con sus amigos. Porque somos así.

    ResponderEliminar