El hombre es una errata pensante” (Machado de Assis)

viernes, 18 de marzo de 2011

Una de las 95 tesis de The Cluetrain dice:

“Al usar un lenguaje que resulta distante, poco atractivo, arrogante, levantan muros que las distancian de sus mercados.”

Y es que cuando lees un periódico o escuchas a alguien hablar por la radio o la televisión quieres entender lo que dicen sin tener que hacer un esfuerzo desmesurado. No es cómodo tener que llevar un diccionario siempre para buscar cada una de las rebuscadas palabras elegidas por el pedante periodista que quiere dejar constancia de que es la persona más inteligente sobre la Tierra. Utilizando un lenguaje pomposo, su discurso no tendrá muchos seguidores porque es fácil prestar atención durante unos minutos pero no tardamos mucho en distraernos si no nos interesa el tema del que nos hablan (o no se nos presenta de una forma atractiva).

Es importante, por tanto, que los periodistas adecuen su lenguaje al público al que se dirigen. Porque indudablemente no pueden hablar igual sobre una catástrofe nuclear a un niño que a un catedrático en física. Es importante resaltar que el lenguaje es la herramienta del periodista y el objetivo de este profesional es transmitir informaciones, no utilizar las palabras más sofisticadas. La palabra es el vehículo que le permite desempeñar su labor, no obstaculizarlo.


Quizá estos periodistas tenían que haber revisado su lenguaje para no cometer estos gazapos:

video
                         video

No hay comentarios:

Publicar un comentario